LA COMBINACIÓN DE LOS ALIMENTOS II

LA COMBINACIÓN DE LOS ALIMENTOS II

Tras haber visto como funciona nuestro cuerpo  frente a los diferentes grupos de alimentos y su combinación:

LA COMBINACIÓN DE LOS ALIMENTOS I

Pasemos ahora a examinar con detalle el aspecto práctico de la TROFOLOGÍA mediante unos ejemplos concretos de la combinación de alimentos. Las combinaciones enumeradas a continuación incluyen la mayor parte de los “crímenes culinarios” contra la ley de la naturaleza que se cometen a diario en todo el mundo. Lo que a continuación os cuento esta basado en los trabajos del Dr. Herbert M. Shelton uno de los más distinguidos terapeutas nutricionales de las Estados Unidos y autor de la “biblia” de las combinaciones culinarias correctas y la cual recomiendo su lectura si deseas incorporar la combinación de alimentos en tu vida “Food Combining Made Easy”

PROTEÍNA + HIDRATOS DE CARBONO: Esta es la peor combinación de alimentos que podemos hacer, y aun así forma parte del plato fuerte de las modernas dietas occidentales: paella, tortilla de patata, patatas con carne… Cuando se consume una proteína y una fécula (hidrato de carbono) al mismo tiempo, la enzima alcalina ptialina se mezcla con la comida al mascarla en la boca. Cuando la comida masticada llega al estómago, prosigue la digestión de la fécula con otras enzimas alcalinas, lo cual impide que la proteína sea digerida por la pepsina y otros jugos ácidos . Esto permite que las bacterias siempre presentes en el estómago ataquen la proteína, producciendo putrefacción. Los nutrientes de la comida proteínica se vuelven casi inaprovechables y producen desechos tóxicos y gases fétidos, en los que se encuentran VENENOS como el indol, el escatol, el fenol, el sulfuro de hidrógeno, el ácido fenilpropiónico y otros.

Y ahora yo me pregunto ¿COMO ES QUE EL ESTÓMAGO NO TIENE NINGÚN PROBLEMA PARA DIGERIR AQUELLOS ALIMENTOS QUE POR NATURALEZA TIENEN  PROTEÍNA Y ALMIDÓN (fécula o hidrato de carbono) COMO LAS LEGUMBRES? El Dr. Shelton dice en su libro que ” existe una gran diferencia entre la digestión de un alimento, por compleja que sea su composición, y la digestión de una mezcla de alimentos distintos. Ante un alimento simple que contenga una combinación de proteína y fécula , el cuerpo puede regular fácilmente sus secrecciones, tanto en potencia como en sincronización, a las exigencias digestivas del alimento. Pero cuando se consumen dos alimentos con exigencias digestivas distintas, incluso contradictorias, esta precisa regulación de las secreciones resulta imposible” La mezcla de proteínas e hidratos de carbono en el mismo alimento también puede ser una explicación de que ciertas legumbres o cereales sean a veces algo indigestos.

CONCLUSIÓN: CONSUME LAS PROTEÍNAS SEPARADAS DE LOS HIDRATOS DE CARBONO

PROTEÍNA Y PROTEÍNA: Las proteínas distintas presentan diferentes exigencias digestivas.

CONCLUSIÓN: Consume únicamente una clase principal de proteínas en cada comida.

Evita combinaciones como carne y huevos, carne y leche, pescado y queso. Asegúrate que asimilas todos los aminoácidos imprescindibles variando el tipo de proteína que consumes en cada comida.

HIDRATO DE CARBONO Y ÁCIDO: Cualquier alimento ácido consumido al mismo tiempo que la fécula o el almidón interrumpe la secreción de ptialina y no se podrá iniciar la primera fase de la digestión del hidrato de carbono, en consecuencia la fécula llega al estómago sin los jugos alcalinos imprescindibles para una correcta digestión, y se produce la fermentación bacteriana (fermentación ácida en el estómago).

CONCLUSIÓN: Consume ácidos e hidratos de carbono en comidas separadas.

Por ejemplo si come tostadas con cereales para desayunar prescinde del zumo de naranja o si vas a tomar una comida compuesta básicamente de hidratos de carbono como arroz o cualquier tipo de pasta prescinda del vinagre y de cualquier proteína.

PROTEÍNA Y ÁCIDO: Las proteínas exigen un medio ácido  para su digestión por lo que sería lógico suponer que los alimentos ácidos facilitaran la digestión de las proteínas, pero no es este el caso. Cuando los alimentos ácidos llegan al estómago, inhiben la secreción de ácido clorhídrico, y la pepsina (enzima que digiere la proteína) solamente puede actuar en presencia de ácido clorhídrico no de cualquier ácido.

CONCLUSIÓNEvite combinar ácidos y proteínas concentradas.

El zumo de naranja inhibe la correcta digestión de los huevos y un vinagre fuerte en la ensalada inhibe la digestión del bistec.

PROTEÍNA Y GRASA: “Se ha demostrado que la grasa ejerce una clara influencia inhibidora sobre la secreción de jugos gástricos” Physiology in Modern Medicine De dos a tres horas siguientes a la ingestión de grasa, la concentración de pepsina y ácido clorhídrico en el estómago se ve considerablemente reducida, retrasando la ingestión de cualquier proteína ingerida junto a grasa y así las bacterias pueden iniciar la putrefacción de las proteínas. CONSEJO: Cuando no puedas evitar mezclar grasa y proteína, acompáñalo de abundantes verduras crudas para facilitar su digestión y su paso por los intestinos.

PROTEÍNA Y AZÚCAR: Todos los azúcares inhiben la secreción estomacal de jugos gástricos ya que estos pasan directamente al intestino delgado. Si los combinamos con alguna proteína quedan atrapados en el estómago y las bacterias empiezan a fermentar el azúcar  liberando toxinas y gases nocivos. CONSEJO: Evite el consumo de azúcares y proteínas en la misma comida.

HIDRATO DE CARBONO Y AZÚCAR: Cuando el azúcar llega a la boca acompañado de un hidrato de carbono, la saliva segregada durante la masticación no tiene ptialina, lo cual sabotea la digestión del hidrato, además impide que el azúcar pase más allá del estómago hasta que termina la digestión del hidrato, provocando así la fermentación. Los subproductos de la fermentación del azúcar son ácidos, cosa que inhibe aún más la digestión de los hidratos de carbono que necesitan un medio alcalino. Por ejemplo el pan con mantequilla es una combinación perfectamente compatible pero cuando le añades una cucharada de miel o mermelada se está introduciendo un azúcar a la mezcla. CONSEJO: Consume los hidratos de carbono separados del azúcar.

CALMA, CALMA!!! No te agobies vivimos en una cultura que todo lo combina EL COCIDO MADRILEÑO, LA TORTILLA DE PATATA, LA PAELLA….  No podemos cambiar esto de la noche a la mañana debemos hacerlo poco a poco ya que el resultado será un fracaso. Mi consejo es que empieces con los HIDRATOS y las PROTEÍNAS y cuando lo tengas totalmente controlado sigue con lo demás. Lo ideal sería que consumas los HIDRATOS DE CARBONO al mediodía ya que su digestión es más larga y las PROTEÍNA en la cena así conseguirás hacer la digestión antes de acostarte. Solo con este cambio notarás notablemente como mejoran tus digestiones.

¿NO SABES COMO EMPEZAR? ESTAD ATENTOS QUE PRONTO OS PUBLICARÉ UN MENÚ EJEMPLO PARA TODA UNA SEMANA.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *